TAQUILLA

Consultar
entradas

Comprar
entradas

Renovación abonos

Venta
abono

ALEJANDRO TALAVANTE CORTA UNA IMPORTANTE OREJA EN LA FERIA DE FALLAS DE VALENCIA

Importante oreja en el quinto toro de la tarde.

Crónica de Zabala de la Serna para El MundoA la muerte del primero, Talavante sí dio el paso. Lo había dado durante toda la faena. Gasta Alejandro una confianza desbordante en sí mismo, una fe que asusta. Se pasa el toro por las espinillas como si nada. Como sin importancia. Y el toro era un señor toro de Toros de Cortés que se había acostado contra sus muslos en el saludo a la verónica y había herido con saña a Acevedo a la salida de un par. Pero contaba con la prontitud y la fijeza para obedecer. AT jugó con esas virtudes en la generosa distancia. Y así abrió la faena con la muleta plegada en la izquierda: sucedieron unos naturales asombrosos. Y una tanda de derechazos enormes. Fue entonces el toro sacando la cara más alta y enganchando. Talavante volvió a la zurda, a la distancia y a emocionar. Alargó un tanto de más una obra que aumentó perfil irregular. Despidió, ahora sí, por manoletinas, un extraño pinchazo que no fue resbaló el acero por el lomo- y una estocada de muy lenta muerte. Costó entender por qué Talavante brindó el burraco tercero al público. Medía y se revolvía con una guasa que el momento sobrado del torero de Extremadura no hace ver.Duró tres tandas ese genio, tres buenas tandas. Alejandro luego pisó terrenos comprometidos. Pero se enredó de limpieza y tiempo y se encasquilló con la espada.Talavante de puso a cien. Le quedaba un cartucho. Un toro chorreado en verdugo, largo y de buena expresión. El inicio de faena con las dos rodillas por tierra no sólo fue una declaración de intenciones, sino una perla de torear bien. Un desmayo que siguió en pie, acinturado y natural. Pero el toro se rebrincó por el izquierdo, sacó la mansedumbre que le afloraba y el estilo montaraz, desdibujando los pretendidos dibujos de Alejandro. Supo remontar, regresar a la diestra y reventar en la rectitud del volapié, más que en la colocación de la estocada, al toro que pretendía desde hacía demasiado las tablas. La oreja acortó distancias.Fotos Arjona para Aplausos

Galería

Consultar
entradas

Comprar
entradas

Renovación abonos

Venta
abono